Solamente quiero escucharte decir…

5 Nov

Después de meses de inestabilidad, de cambios, de ambigüedades… pero sobre todo, después de tantas y tantas dudas, una resolución por fin ha iluminado mi camino. Una resolución que posiblemente no lleve a buen puerto porque el mar será la distancia más grande entre nosotros. Quizás él no sea el culpable, quizás lo sea yo, quizás lo seas tú… ¿Realmente tiene que haber un culpable?

La resolución está ahí, está presente en mi mente, pero no sé si debo hacerla tangible… Probablemente ella sea el detonante hacia el fin de nuestros días, unos días que han quedado grabados para siempre en lo más profundo de mi cuerpo, en lo más profundo de mi alma, una conexión dual propia de otra galaxia…

Solamente quiero escucharte decir…

Retratos VS fotos de gente

10 Oct
doisneau2
Estos días me he dado cuenta de una cosa… no he continuado con la fotografía a nivel profesional porque siempre he creído que no tengo ese “ojo” que tienen los buenos fotógrafos. Siempre he sido muy crítica conmigo misma, y para ser una fotógrafa mediocre o medianamente “normal”, preferí no seguir. ¿Por qué? Pues porque nunca iba a hacer fotos como las de Robert Doisneau, como las de Cartier-Bresson, como las de Robert Cappa o retratos como los de Peter Lindbergh. O simplemente, como las de uno de mis compañeros de clase de Imagen, para mí, la referencia con mayúsculas en la Escuela. Pero me he dado cuenta de que el 95% de los fotógrafos que viven de la fotografía son mediocres. No hacen retratos, hacen fotos de gente, fotos que no transmiten absolutamente nada, pero que a la gente le molan. ¿Solución? Ponerse a hacer fotos de nuevo, quitarse los complejos e ir a por todas 🙂

Necesito…

23 Sep

IMG_2889

Por favor, háblame. Necesito que me hables. Necesito que me escribas. Escríbeme, por favor. Hoy más que nunca lo necesito. Necesito saber cómo estás. Necesito saber dónde estás. Una palabra. No pido nada más. No necesito nada más. Por favor, una palabra. Los detalles han traído las lágrimas y me están haciendo débil, muy débil. No quiero caer en la tentación. No puedo caer en la tentación. No sería yo. El pasado se apodera de mí y los recuerdos me debilitan cada vez más. Necesito saber que te acuerdas de mí. Necesito saber que piensas en mí. Por favor. Hoy más que nunca lo necesito…

Esa sensación…

14 Sep

mariposas-estomago

¿Por qué se suele decir que el amor está relacionado con el corazón si cuando nos enamoramos éste no es el órgano más afectado?

Frédéric Beigbeder  escribía en 13,99€ que “no deberíamos decir `tengo el corazón roto´, sino `tengo los pulmones asfixiados´”. Y, en cierto modo, es verdad. Cuando nos enamoramos, cuando tenemos mal de amores o simplemente cuando vemos a la persona que nos gusta, nos ahogamos, nos falta el aire y los pulmones no nos permiten respirar con normalidad. Mientras tanto, el corazón solamente bombea más sangre y las pulsaciones están un poquito más altas. Eso es todo.

Beigbeder continúa diciendo que “los pulmones son los órganos más románticos: todos los amantes contraen la tuberculosis; no es casual que Chéjov, Kafka, D.H. Lawrence, Frédéric Chopin, George Orwell y Santa Teresa de Lisieux murieran de esa enfermedad.” Normalmente solemos asociar la tuberculosis con los escritores románticos, pero los que hemos tenido el infortunio de padecer la llamada plaga blanca sabemos que no tiene absolutamente nada de romántico: tos, fiebre muy alta acompañada de delirios, alucinaciones y pesadillas, sudores nocturnos extremos, ahogamiento… Muy pero que muy romántico, ¿verdad?

Pero bien, el amor no sólo afecta al corazón y a los pulmones, sino también al estómago. ¿Acaso no sentimos mariposas cuando nos gusta alguien o se nos “encoje” cuando sufrimos mal de amores? Nuestro estómago es nuestro segundo cerebro, un cerebro que no piensa pero sí padece y por eso muchas veces cuando nos enamoramos sentimos ese cosquilleo tan característico.

Afecte al órgano que afecte, el amor es ese sentimiento imposible de explicar, de describir y de definir, aunque según la RAE sea un “sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser”.

Al final, las espinas se convierten en fémures

29 Jul

282280_10151594747888913_460940035_n

Una noche de verano apareció. Así, sin más. No veía su rostro desde hacía mucho tiempo. Éramos jóvenes, muy jóvenes. Todavía recuerdo las palabras que le dijo a su amigo. Siempre las recordaré, aunque no fui yo quien las escuchó. 1998. Quince años. Durante quince años siempre estuvo en mi memoria. Y una noche de verano, apareció. Así, sin más.

Y en ese momento, algo dentro de mí comenzó a latir muy fuerte. Muy, muy fuerte. Las palabras no consiguen expresarlo. Mucho tiempo sin esa sensación. Quiero gritar a todo el mundo que le he visto. Pero no hay nadie. Nadie.

Las palabras dicen que eres tú, las imágenes, no. Siempre me costó recordar tu cara. ¿Por qué? ¿Por qué no puedo recordarte? Recuerdo una persona sin rostro, una voz grave, hipnótica, pero no recuerdo tu cara. ¿De qué color eran tus ojos? ¿Cómo era tu sonrisa? No lo sé. Y no consigo recordarlo. Pero sí recuerdo la sensación cuando estaba a tu lado.

Esa noche de verano apareciste. Es extraño, porque aunque las palabras y mi corazón digan que eres tú, mis ojos dicen que no lo eres. No te reconozco. No eres la misma persona que conocí hace tiempo. Pero tampoco me reconozco yo. No soy la misma persona que era hace tiempo. ¿O sí lo somos?

Nunca dije lo que quería decir. Quizás ahora deba hablarte. Quizás no.

Al final, las espinas se convierten en fémures.

Soy mujer, no soy estúpida

24 Jun

b68b451b7356c3ae

Dicen que en España hay igualdad de sexos. Dicen. Podría nombrar multitud de casos para mostrar que eso es totalmente erróneo, pero hoy sólo voy a centrarme en uno: Divinity.

Divinity, ese “gran” canal de televisión dirigido a un público femenino que presupone que lo que más nos gusta a las mujeres son los programas de bodas, cambios de look y las series y películas ñoñas.

He llegado a contar unos cuatro o cinco programas distintos sobre el tema estrella de Divinity: las bodas (El vestido de tu boda, Novias de Beverly Hills, Tu boda perfecta…). También hay “programones” sobre cambios de estilismo donde impera más la imagen sin personalidad y los dientes hiperblanqueados como Tu estilo a juicio o Cambia de look… y series ñoñas, romanticonas y sentimentaloides como Anatomía de Grey, Sexo en Nueva York o Las chicas Gilmore… Vamos, lo que vienen a ser multitud de series y “realities” de la televisión estadounidense que, en su país de origen pueden tener cierto sentido, pero aquí, no.

El problema, aparte de que nos están intentando “colar” un modo de vida totalmente distinto al que tenemos en Europa, es otro. Otro mucho más grande. ¿Y cuál es? Pues que el canal Divinity está tratando a las mujeres como seres estúpidos cuyo único interés parecen ser las bodas y los estilismos perfectos.

 Me temo que el programador (o programadora) de este canal de televisión no se ha dado cuenta de que vivimos en el año 2013. Tengo la sensación que el target al que va dirigido su programación es una población de mujeres como las que aparecían en las películas estadounidenses de los años 50. La perfecta esposa, la perfecta madre, la perfecta ama de casa. Mujeres que no podían expresarse como lo que realmente eran. Mujeres que habían tenido una educación distinta a la nuestra y cuyo único objetivo en la vida era casarse y tener hijos.

Pero señores (y señoras) de Divinity, hemos cambiado. No lo suficiente, pero algo hemos cambiado. Las mujeres tenemos otros intereses que los que ustedes nos quieren mostrar. A las mujeres nos gustan los viajes, los libros, la música, la cultura, las películas de todo tipo, desde el terror al drama, pasando por el suspense, la comedia o el cine negro. Y también tenemos inquietudes culturales, científicas y tecnológicas.

Así que, por favor, no nos quedemos en tópicos sexistas de hace setenta años. Las mujeres tenemos personalidad, no somos seres estúpidos y bobalicones, no somos ni el sexo débil ni el sexo bello, somos, ante todo, personas. Así que dejad vuestros canales sexistas, porque para que en un país exista la igualdad, se tiene que comenzar con la educación. Y en un país donde un canal de televisión está atacando a la integridad y al honor de las mujeres, denigrándolas a través de su programación, nunca se logrará alcanzar la igualdad.

¿Adónde se ha ido la educación?

19 May

215386_10151586172208913_315038750_n

El sistema educativo español deja mucho que desear. Mucho. Demasiado. Pero también deja mucho que desear la educación que se supone que dan los padres a los hijos.

 Niños creciditos con multitud de faltas de ortografía, la incapacidad de escribir una breve redacción sobre sí mismos en su lengua materna, la imposibilidad de escribir varias líneas en inglés sobre lo que comió ayer, la torpeza de no saber hacer un resumen… Algo está fallando. Algo muy gordo.

 Los profesores enseñan, los niños no aprenden y los padres, pasan del tema. Hoy en día parece que éstos dejan el 100% de la educación de sus hijos en manos del profesorado cuando realmente la base educativa comienza, y continúa, en casa. Y claro, pasa lo que pasa. Niños maleducados que no quieren estudiar, niños que no tienen interés por otra cosa que no sean los videojuegos, el fútbol o internet, niños que son incapaces de llevar a cabo un pensamiento lógico y racional, niños que no tienen inquietudes culturales ni personales…

 Estos niños se suponen que serán el futuro del país, un país que seguirá siendo cuna de la corrupción donde la cultura, la curiosidad sobre el mundo y la educación serán cosas del pasado. Pero sobre todo, un país donde seguirá rigiendo esa norma de “el más listo es el que más roba”.

 Así es España. Así la educación. ¿Cómo será en el futuro? Me temo que aterrador.

…………………………………………………………………………………………………………………………..

The Spanish Educational System leaves a lot to be desired. A lot. Too much. But it leaves a lot to be desired the education that it is supposed parents give to their children.

 Grown-up children with a lot of spelling and grammatical errors, the ineptitude of write a short composition about themselves in their native language, the incapability of write a few lines in English about what they ate yesterday, the incompetence of make a summary… Something is wrong. Something very huge.

 The teachers teach, the children don’t learn and the parents, don’t worry about that. Nowadays, it seem they leave the 100% of their children education in hands of teachers when the educational basis really starts -and continue- at home. And this is what it’s happening. Bad-mannered children that don’t want to study, children without any interest except video games, football and Internet, children without the capacity of having a logical and rational thought, children without cultural or personal inquisitiveness.

 These children are supposed to be the future of our country, a country that will remain as cradle of corruption where culture, curiosity about the world and education will be things of the past. But, above all, Spain will remain as a country where it will continue ruling that rule that says “the smarter is the one who most steals”.

 This is Spain. This is the Spanish education. How will it be in the future? I’m afraid frightening.

Soy una purista, soy una romántica

18 Feb

beso

En la era del Photoshop, un buen fotógrafo sigue siendo aquel que hace una buena fotografía desde el origen de la toma. Es ese ser privilegiado que posee una visión distinta al resto de los mortales,  que es capaz de captar ese instante mágico, ese encuadre perfecto, esa luz envolvente.  Me han llamado “purista” por decir esto (“purista” en sentido negativo, desde luego), pero un buen fotógrafo no es aquel que utiliza el Photoshop en cantidades industriales para “tapar” y “ocultar” una mala toma realizada sin ton ni son. Ese no es otro que un artista del Photoshop, pero por favor, no le llamen fotógrafo. Seré una purista, seré una romántica, pero creo saber apreciar la belleza de la fotografía.

…………………………………………………………………………………………………………………………..

In the Photoshop era, a good photographer is still the one who takes a good photography from the beginning of the shot. It is that privileged being with a different vision to the other mortals, it is able to capture that magic moment, that perfect frame, that surrounding light. I have been called “purist” for saying this (“purist” in a negative way, of course), but a good photographer is not the one who uses tons of Photoshop to “hide” a bad shot without rhyme nor reason. That is a Photoshop artist, but please, don’t call it photographer. Maybe I am a purist, maybe I am a romantic, but I think I know how to appreciate the beauty of  photography.

Colour existed in the past

14 Feb

prokudin-gorskii_ca-1905-19151

Estamos acostumbrados a ver el pasado en blanco y negro. Nuestra vista y nuestra mente parecen no aceptar una fotografía de principios del siglo XX en color. Creemos inconscientemente que la gente vivía en escala de grises, que no existía el color, que todo era triste y oscuro. Pero no era así. Y Sergey Prokudin-Gorski nos lo muestra. El fotógrafo del Zar, el fotógrafo del Imperio Ruso y, sobre todo, el primer fotógrafo que mostró al mundo que el color existía en la fotografía.

…………………………………………………………………………………………………………………………..

We are used to watch the past in black and white. Our sight and our mind seem not to accept a colour phtography from the beginnings of the 20th century. We unconsciously believe that people used to live in greyscale, that colour didn’t exist, that everything was sad and dark. But it wasn’t. And Sergey Prokudin-Gorsky show it to us. The Tsar’s photographer, the Russian Empire’s photographer and, above all, the first photographer that showed to the world that colour existed in photography.

Travel to the “Stans”

13 Feb

 

Todo comenzó en 1999 cuando estudiaba C.O.U. Había escogido letras puras y tenía como obligatoria la asignatura de Historia del Mundo Contemporáneo. Entre el nacimiento del capitalismo, la I y II Guerra Mundial y el Crack del 29, hubo un tema que me fascinó: la Revolución Rusa.

A partir de ese momento comencé a interesarme sobre la caída del Zar, sobre los líderes rusos y sobre la U.R.S.S. Sobre todo sobre la U.R.S.S. Y empecé a rememorar aquel año de 1991.

Recuerdo esuchar en la tele una palabra que no tenía sentido para mí, perestroika, y también recuerdo ver a un señor con una mancha en la cabeza llamado Gorbachov. Aunque era pequeña, me daba cuenta  de que algo “gordo” estaba pasando en aquel enorme país.

Años después descubrí casualmente  este reportaje titulado Meet the Stans, es decir, las antiguas repúblicas soviéticas de Kazajistán, Kirguizistán, Turkmenistán, Tajikistán y Uzbekistán. Después de verlo, algo cambió en mí. Me empecé a obsesionar más con la U.R.S.S. y me dije “quiero conocer todos esos lugares que ahí aparecen.”

Fantástico documental de viajes de la BBC con Simon Reeve. Otro día, El Imperio de Ryszard Kapuściński.